Pueblos turísticos. Carlos Keen

Debo confesar que este post se iba a llamar de varias maneras. Primero, escapadas con mascota. Porque fue justo eso, cosa que requiere cierta logística previa. Segundo, Pueblos turísticos. Carlos Keen y Luján. Pero Luján es una ciudad bastante importante y no la quería enmarcar en pueblo. Así que resumí y quedó como se titula.

Almorzando con mascota en Carlos Keen
Acá estamos, Almorzando con Shanti y Familia en Carlos Keen

Escapadas con Mascota

Lejos estamos de los países más avanzados, donde las mascotas pueden ir en transporte público. Salvo los fines de semana en el Subte en la Ciudad de Buenos Aires. Red de transporte de alcance bastante limitado. Si queremos ir un poco más allá; Ir en tu propio auto o en el auto de un amigo mascotero, es la única forma de hacer una escapada con mascota.

Si además, nuestro plan es salir a comer, requiere como mínimo unos cuantos llamados previos. Se debe chequear antes que nada, que restaurantes permiten mascotas. Esto casi siempre ocurre, si es que está permitido, almorzando afuera en la calle, Patio interno o terraza. Aunque muchos ni siquiera permiten eso.

Una vez hecha la investigación, y con la reserva hecha. Salimos con destino Carlos Keen con plan de almuerzo en La Sastrería de Carlos Keen.

Construcciones del Siglo XIX en Carlos Keen

Camino a Carlos Keen

En una hora de viaje desde Ramos Mejía hasta Carlos Keen, La ruta está en muy buen estado y el viaje es bastante placentero. Con AR$ 220 de peajes (Son dos peajes). llegamos 4 personas y una adoptada callejera al parque plaza que rodea la estación de Carlos Keen. punto focal del pueblo.

Galpón de la estación de Carlos Keen

La Sastrería de Carlos Keen

Estacionar fue muy simple. El pueblo estaba lleno de gente, dadas las buenas condiciones climáticas, sin embargo, hay lugar de sobra y gratis para estacionar en el parque central del pueblo. Dejamos el auto a 1 cuadra y nos fuimos derecho a almorzar.

El menú era de 6 pasos, Una entrada de empanadas y encurtidos, tabla de queso fiambres, un plato degustación de raviolones de la casa, tabla de achuras y tabla de carnes; la cual se podía repetir – Si te entraba más comida – y postre. Para cerrar, una botella de vino cada dos personas. Por AR$ 350. Agua, soda o gaseosas se pagaban aparte.

Los pros de La Sastrería

  • El lugar súper pintoresco
  • La calidad de la comida
  • La carne súper sabrosa, increíblemente tierna
  • Obviamente, se puede ir con mascota

Los contras de La Sastrería

  • Tardan en servirte, mucho. Si no te haces ver por el mozo/a puede que no te atiendan nunca. Mientras esperábamos, unas 7 mesas se levantaron y se fueron a otro lugar sin ser atendidas.

¿Qué hacer en Carlos Keen?

El principal atractivo de Carlos Keen es la gastronomía, sin embargo no es necesario ir a gastar mucho para pasarla bien. En la estación hay una feria artesanal bastante grande, espectáculos gratuitos y varias construcciones de finales del siglo XIX para observar caminando.

Construcciones del Siglo XIX en Carlos Keen

Ni hablar de pasar la tarde charlando y tomándose unos mates debajo de un árbol. Impagable.

Caminando un poco por el pueblo se pueden ver distintas casas que venden productos regionales. Una de estas es Mirando al Sur. Donde se pueden comprar hongos comestibles y miel.

Iglesia San Carlos Borromeo
Iglesia San Carlos Borromeo

Pasando por Luján

A 14 Km de Luján, La tarde no podía terminar sin una pasada por la basílica. Que ya estaba para la misa de las 19, casi de noche y comenzando a iluminarse.

Basílica de Luján iluminada

Una gran forma de terminar la escapada con Mascota por el oeste bonaerense.

En Luján con Shanti (La familia con 4 patas de la foto)

Para cerrar, un 360 de la plaza de la basílica.